Muchos escritores fantasean con la idea de vender millones de libros, pero muy pocos consiguen definir el público objetivo en las campañas de marketing. Se incomodan ante la idea de vender e incluso algunos lo consideran indigno de un escritor. Hoy te daré unos consejos para que puedas definir a tu público objetivo y aumentar tus ventas.

Debes tener claro lo que aportas

Como en cualquier otro producto, un libro debe aportar algo a su público. Sin duda quien más conoce este punto es la escritora y, por tanto, la responsabilidad de definirlo recae en ella. De la misma forma que un comercial busca los puntos fuertes de su producto para mostrarlo al público tu debes hacer lo mismo con tu libro.

Si escribes sobre la psicología de las relaciones amorosas, el valor que aportas a tu público es el conocimiento sobre como funcionan este tipo de relaciones. Con la consecución práctica de estos consejos tus clientes mejorarán en la relación con sus parejas. En una novela de ficción puede parecer más difícil pero no lo es.

Fíjate en otros escritores de tu género

Tu cliente quiere lo mejor de la manera más rentable posible. Le interesa los beneficios que pueda obtener con tu libro y trabajar tu marca personal será crucial para cubrir esas demandas. Por eso, cuando veas a escritores de tu sector, observa con atención sus campañas. Si ellos están haciendo algo que les da resultado, toma nota y dale tu toque. También observa que les falta a ellos y llena ese hueco para diferenciarte. Aunque una persona pueda leer géneros diferentes, ese público tiene sus peculiaridades. No es igual un lector de novela de terror que de novela romántica. El truco esta en encontrar esos matices que los diferencian.

A usar tus aptitudes y capacidades para lograr un objetivo se le llama competencia. Puede parecerte justo o no, pero la vida es así. No quiero decir que denigres a otros escritores para sobrepasarlos, sino que luches por mejorar tus aptitudes y destacar. Si bajas la cabeza para que los demás destaquen no te estás haciendo un favor, ni tampoco se lo estás haciendo a ellos.

Define las preferencias de tu público

Todos estamos hasta las narices de recibir correos de empresas que intentan venderte algo sin tener en cuenta tus gustos. Si te dedicas a escribir tienes que conocer a la persona que te está leyendo. Criba a las personas que leen tus libros y conoce sus preferencias.

En mi caso, que escribo novela histórica, mi lector suele ser una persona entre 30 a 50 años, con estudios y suele tener hijos. Tienen una naturaleza curiosa por eso se sienten atraídos por la historia. Esto lo sé según las gráficas de mis anuncios de marketing, pero no debo conformarme con esto. Tus lectores también tienen inquietudes y gustos, y cuanto mejor los conozcas podrás definir a tu público objetivo con más fiabilidad. Podrás segmentar tus anuncios para que se sientan identificados.

Realiza encuestas para conocer sus intereses

Nadie se conoce mejor que uno mismo. No tengas pudor al pedirle a tus seguidores que contesten una encuesta. Pueden ser cuestiones cerradas o preguntas abiertas. Ya sea sobre su día a día o sobre tu novela te servirá para conocer los matices que a veces pasan desapercibidos en las redes sociales.

Si piensas que tu novela es para todo el mundo, es que no tienes ni idea de quién te lee. Échale imaginación al asunto y convierte las encuestas en algo entretenido y directo. No permitas que pase mucho tiempo contestando y se aburra.

Mira sus perfiles en las redes sociales

Una forma poco intrusiva para conocer a tus lectores es tener una fanpage. Si tienes una página en Facebook de tu libro puedes mirar los perfiles de las personas que te siguen y descubrir patrones comunes. Ni que decir tiene que si les comentas sus publicaciones y te ves como una persona accesible ganarás puntos. Es verdad que no puedes estar detrás de todo el mundo y escribir de uno en uno es agotador. Sin embargo, a cualquier fan le haría ilusión que su autor favorito escribiera en una de sus publicaciones. Eso sí, procura aportar contenido de valor. 

Interactúa con ellos de una manera divertida

La vida de una persona puede ser muy estresante y esta comprobado que las redes sociales se usan para desahogarse. Si creas algún evento divertido, que evada a tu público de esos problemas, podrás hacer que se sientan cómodos contigo. Cuando una persona se siente cómoda se muestra como realmente es.

Como escritores de ficción, acudimos al público cuando pueden relajarse. Es muy importante conocer a la persona, pues en las redes sociales hay mucho de apariencia. Puedes crear un evento en una cafetería o crear una tertulia online desenfada. Cualquier iniciativa pueden ser una buena idea para definir a tu público objetivo.

No te quedes solo con la parte teórica

La parte teórica puede estar muy bien, pero de nada te servirá quedarte solo con ella. Definir tu público objetivo es un ejercicio de ensayo y error. Muchos consejos de estos pueden ser inútiles en tu caso o una mina de oro, pero debes averiguarlo por tu cuenta.

Realiza campañas, haz encuestas, organiza eventos, investiga a otros autores, fisgonea en los perfiles de tus lectores, pero aplica estos conocimientos. Cuando creas que has logrado definir tu público objetivo, segmenta tu anuncio de pago y observa los resultados. Se objetivo con ellos, si ves fallos intenta averiguarlos y corrígelos. Después vuelve a intentarlo, no te rindas al primer obstáculo.

 

He compartido algunos consejos que yo misma sigo para definir a mi público objetivo y te dejo unos consejos para aumentar tus ingresos escribiendo. Nos vemos la próxima con otro consejo y si aún no te has apuntado apúntate al Newsletter.