En más de una ocasión he hablado de la evolución en el alineamiento de los personajes y la importancia que tiene para crear seres interesantes y profundos. Hoy estudiaremos más en detalle como cambiar la alineación y veremos algunos ejemplos prácticos. Usaremos los personajes de mi novela Bajo el mismo sol para ello.

¿Qué es el alineamiento?

Lo primero es comprender a que me refiero con alineamiento. Este término, se refiere a la moralidad del personaje, que determinará que actúe de una manera u otra durante el desarrollo de la trama. Las normas que su personalidad le impulsa a seguir y elegir un camino según sus prioridades.

Catalogar al personaje con un alineamiento concreto.

Después del punto anterior debemos centrarnos en un personaje concreto que hayamos creado para empezar a definir su alineación. Para facilitaros las cosas os recomiendo que uséis los alineamientos que se incluyen en la guía de Dungeons and Dragons que es bastante completo. En este juego, existen 9 alineamientos básicamente, a continuación, te los muestro.

Como puedes ver hay seis categorías, cuya combinación da un total de 9 alineamientos diferentes. Podemos distinguir dos grupos concretos:

Los que se refieren a la relación que nuestro personaje tiene con las leyes, los códigos personales y la autoridad (legal, neutral y caótico). Por otro lado, la importancia que le dan a la integridad física y moral del prójimo (bueno, neutral y malvado). Veamos cada alineamiento uno por uno.

Tipos de alineamientos

Legal bueno. Se trata de una persona que sigue las normas escrupulosamente y posee un rígido código moral. Se preocupa por los demás y hace lo posible por ayudarlos. Un personaje de este alineamiento es Robert Warbouth.

Neutral bueno: al igual que el anterior es una persona considerada que se preocupa por el prójimo y que intenta obrar sin perjudicar a nadie. Sin embargo, su código moral no es tan estricto y aunque las normas establecidas moldean sus decisiones, las lleva a cabo sopesando los pros y los contras. Un personaje de Bajo el mismo sol abarcado en este grupo sería Walker Showerd.

Caótico bueno: a diferencia de los anteriores, no le importa las normas sociales, leyes o protocolos. Actúa como desea, pero nunca disfruta perjudicando a los demás. Es una persona amable que antepone el bienestar de otros al suyo. El contramaestre del Titán del Índico, William Arrow, lo escenifica a la perfección.

Legal neutral: este personaje sigue escrupulosamente las normas y protocolos de la sociedad. No esta predispuesto para hacer daño y ayuda a otros sin titubeos siempre que no le perjudique. Es una persona respetable alejada del fanatismo. El doctor Boris Gerbrender es un ejemplo de uno de ellos.

Neutral verdadero: tiene en cuenta los protocolos y las normas sociales, pero no las sigue escrupulosamente y bajo cualquier circunstancia. Esta dispuesta a ayudar siempre que no suponga una amenaza para sus propias ambiciones. Este tipo de personaje muestra falta de convicción e inseguridad en muchas de sus decisiones. En este grupo encajaré a Lidia Warbouth.

Caótico neutral: las normas no van con este personaje y desde luego, le importa muy poco lo que los demás piensen de él. Actúa como quiere, y puede defender las libertades de otros o pasar de ellos, según le venga bien. Totalmente libre e indómito, Jamal Bashir es perfecto para llevar el título.

Legal malvado: ya sea un código moral propio o las normas establecidas, las sigue a rajatabla. Tiene un carácter peculiar y aunque puede ser muy cruel y despiadado, puede ayudar a otros si obtiene algo a cambio. Es inteligente e implacable, por lo que es muy peligroso. Hansdriq, el espía del gobernador sería un ejemplo muy adecuado.

Neutral malvado: actúa a favor o en contra de los convencionalismos y las normas, mientras pueda salirse con la suya. Tiene sus propios objetivos y no posee lealtad hacía nadie excepto a sí misma. La antagonista enmarcada en este grupo sería Petra Windfield.

Caótico malvado: es sin duda el personaje que más ama el conflicto. Es ambicioso, cruel e impredecible. Con un temperamento altamente violento es esclavo de su ambición y sed de sangre. Actúa de manera desestructurada y sus planes no siempre son inteligentes. Demian Hastings encabeza este grupo.

Alineamiento de los personajes dentro de la trama

Como es de esperar los personajes pueden cambiar su alineación. Lo preferible es que lo hagan poco a poco, saltando de un recuadro a otro. Sin embargo, un evento muy traumático puede hacerlos cambiar de golpe el alineamiento.

Un personaje puede comportarse con normalidad y después de un episodio traumático como una enfermedad o un asesinato, puede transformarse en un psicópata. A pesar de eso, los eventos de este tipo no se dan asiduamente en las novelas, por lo que los personajes suelen evolucionar progresivamente.

Si te das cuenta cada recuadro esta subdividido en cuadros más pequeños. Puedes usarlo como casillas para tus personajes y avanzar hacía otro sector paso a paso. A través de los eventos que ocurran en la trama irás cambiando su alineación. No te preocupes por hacerlo con todos los personajes, solo aquellos que tengan un papel en la trama.

En mi caso, los tres protagonistas cambian su alineación en el transcurso de la trama. Dejaré que seas tu quién descubra a que alineación pertenece cada uno después de la publicación del tercer tomo. De momento puedes conseguir el primero a través de este enlace.

Los alineamientos malvados no son exclusivos de los antagonistas

Aunque en este ejemplo mis antagonistas tengan alineaciones malvadas, no quiere decir que no puedas crear un protagonista que también lo sea. Si escribes sobre una organización criminal es muy posible que caiga en uno de los tres y después evolucione a otro alineamiento. Teniendo en cuenta que tus personajes evolucionan puedes perfectamente cambiar su personalidad, según lo requiera la trama y siguiendo tus preferencias.

Espero que el recuadro te sea útil para definir el alineamiento de los personajes. Comparte con la comunidad el recuadro donde caen tus personajes o incluso tú. Apúntate al Newsletter para no perderte nada y obtener descuentos exclusivos.