Cuando terminamos nuestra novela no podemos evitar pensar que ha pasado lo peor, pero aun queda escribir dedicatorias originales. Estas ocupan un lugar muy especial en la memoria de tus lectores, así que esmérate en escribirlas. Si escribes una gran obra puedes cagarla al poner una dedicatoria sosa y sin gracia. A continuación, algunos consejos para sortear el temporal con éxito.

Ni se te ocurra usar la misma dedicatoria para todos

Después de invertir dinero y tiempo en comprar un libro, haces una cola enorme para que te lo firmen. Una vez terminado el evento te da por acercarte a otros fans y descubres que a todos os han puesto lo mismo. La novela puede ser cojonuda, pero la dedicatoria es insulsa. El resultado es que esa persona siente que es insignificante para ti y no vuelve a comprarte nada. ¡Aunque le guste tu novela!

Cuando vayas a dedicar un libro, puedes poner una gran parrafada o una frase corta. Independientemente de lo que elijas, personalízala y añade algo diferente al resto. Y no me refiero a poner el nombre de la persona, sino a poner algo que sea único de esa persona. Si la conoces es más fácil, pero sino puedes fijarte en su aspecto, la forma de expresarse o la ropa que lleve. ¡Échale imaginación!

Apela a las anécdotas que conozcas de la persona

Esto me paso con un amigo escritor, cuando me dedico su primer libro. Nos conocimos en una partida de rol, concretamente en Dungeons and Dragons. Mi lado friki siempre me impulsaba a elegir personas poco inteligentes pero que daban hostias como panes. Era la que actuaba en primera línea de combate cuando la magia y la diplomacia fallaban.

Dedicatoria rol

Teniendo en cuenta que mi carta de presentación era derribar puertas a patadas, esta dedicatoria es la mar de acertada. Es corta, pero cada vez que la leo me acuerdo de las risas y esas tardes de frikismo. En mi caso, fue de lo más acertado y no tardo casi nada en escribirla. Obviamente solo puedes apelar a las anécdotas con gente conocida.

Incluye algún dibujo original

Si se te da bien dibujar monigotes plantéate incluir alguno en tus dedicatorias. Queda genial y muy artístico incluir ese tipo de detalles. Muchos autores no saben dibujar bien, pero otros hacen maravillas. El resultado es escribir dedicatorias originales que la mayoría de los escritores no hacen. ¡Te ayudara a diferenciarte de la competencia!

La caligrafía también es una buena opción al dibujo. Existen rotuladores especiales para crear letras muy chulas. Si eres hábil en el diseño, atrévete a personalizar tus libros de esta forma. Esto lo puedes hacer con cualquier desconocido.

Atrévete con frases motivadoras

Normalmente me pongo tan nerviosa a la hora de dedicar un libro que la mente se me queda en blanco. Se que hay gente que improvisa y le sale natural, pero no es mi caso. Por eso intento meter alguna frase motivadora de mis personajes o de mi propia invención. Dependiendo de la persona o las sensaciones que me transmita en ese momento, pongo una u otra.

Por ejemplo, hace poco mi madre me llevo a su trabajo y tuve que firmar 5 libros de personas que no conocía de nada. A los que veía con espíritu emprendedor le ponía una frase de mi invención tipo «El éxito es el punto de encuentro entre el esfuerzo y la oportunidad». También optaba por una frase de uno de mis personajes; «Los valientes cometen muchos errores, pero de los cobardes no se escriben historias».

Por supuesto, todas iban acompañadas de un sincero agradecimiento o un deseo de que la lectura les resultara satisfactoria. No se hasta que punto es adecuado utilizar frases motivadoras, pero a mí me son muy útiles. Los días que estoy triste, leer una frase motivadora me da un pequeño chute de energía, ¿Estoy equivocada al pensar que hay en el mundo gente como yo?

Juegos de palabras con relación con la novela

Los juegos de palabras pueden ser muy recomendables para escribir dedicatorias originales. Por ejemplo, si escribes poemarios, puedes poner algo como «Nos conocimos con un verso y nos metimos en un gran poema». Si por el contrario escribes libros sobre sexo, podrías poner «Para que el tema nunca nos falte».

Puedes tomarte un tiempo en casa para planificar algunas plantillas. Si vas a firmar pocos ejemplares no importa, pero yo he firmado ya unos 50 y tengo la sensación de que me repito. No te viene mal preparar algunas con antelación. Recuerda que los juegos de palabras son un arma de doble filo dependiendo de la frase. Poner en un libro de autoayuda, «Me encanta el entusiasmo que pones en las cosas elementales» puede malinterpretarse, sobre todo si no te conocen.

Mete un poco de tierra al asunto

Con esto me refiero a que tires de humor para rebajar el ambiente. Si tu novela es una comedia sería lo más acertado poner una dedicatoria que fuera en la onda. Sin embargo, no es una premisa exclusiva y puedes usarla en otro tipo de libro.

Si escribes una novela sobre los chanchullos de la Iglesia, puedes poner algo como «Y que Dios nos pille confesados». Una manera de rebajar la tensión que el lector encontrara en el interior del libro. Eso lo dejo a tu elección, pero una risa no le viene mal a nadie.

Pon fecha al encuentro

Las personas tendemos a olvidar con facilidad dado lo saturadas que están nuestras vidas. Si vas a firmar libros es muy recomendable que le pongas fecha al evento. Si describes algún acontecimiento que el lector pueda relacionar con el día que le firmaste el libro, mejor.

Esto sirve para ordenar las ideas en la mente del lector. Dando detalles de cuando, como y donde se produjo la firma, será mas sencillo indagar en el recuerdo. Así tus lectores no les constara tanto encontrar el evento en su mente y te tendrán más presente. Ya sabes; «Lo que se olvida no se tiene en cuenta».

Cuidadito con la letra de médico

De nada te sirve escribir una gran dedicatoria si la persona es incapaz de entender tu letra. Esto parece estúpido, pero a veces me pongo tan nerviosa que escribo muy rápido. Cuando intenta leerlo me muero de la vergüenza porque tengo que ir deletreando las frases para que lo entienda.

Si tienes este defecto, te recomiendo respirar hondo y tomarte unos segundos de serenidad para escribir. Procura que pueda leerla hasta un niño pequeño. Si se la estas firmando a personas mayores, aumenta la letra para que sea legible. Es una obviedad lo sé, pero son los errores más bobos los que más se cometen.

La guinda del pastel literario

Toda buena dedicatoria termina con una firma elegante. Al menos, eso es lo que esperamos la mayoría, pero en mi caso tuve que cambiarla. Desde el principio me daba un poco de reparo firmar un libro a un desconocido con la misma firma que uso en el banco.

Ten en cuenta que, aunque vendas un libro y al lector le guste, en unos años podía estar en una tienda de segunda mano. ¿Cómo te sentirás si tu firma personal esta furulando por el mundo? Sino puedes demostrar que te han falsificado la firma te puedes meter en un lio. Te recomiendo que uses una firma diferente en tus libros.

La gente quiere que Victoria Munilla Giménez, la autora de Bajo el mismo sol le firme el libro. No quiere ver la firma de la “Vito” del barrio de Vallecas. Además, mi firma habitual tiene poco de ser elegante y por eso me invente otra firma. Así es como una servidora dedica sus libros.

dedicatoria Soraya

La magia de escribir dedicatorias para el recuerdo

Aunque tu libro acabe en una tienda de segunda mano lleno de polvo, debes esforzarte en escribir dedicatorias originales. Su efecto inmediato es emocionar al lector y hacerlo un fan incondicional si le tocas la fibra sensible. Tendrás un lugar especial en el corazón de esa persona y eso te otorgara una poderosa herramienta de marketing.

La publicidad que mejor funciona en cualquier parte del mundo es el boca a boca. Si logras crear una comunidad fiel, esas personas te recomendaran a familiares y amigos. Cuando los necesites estarán más dispuestos a ayudarte si creen que te importan de verdad. Escribir dedicatorias originales y únicas te ayudara con tu marca personal.

 

¿Quieres compartir conmigo algunas de las mejores dedicatorias que te han escrito o que has escrito? Participa en los comentarios y consigue descuentos exclusivos en los productos de la página apuntándote al Newsletter.